Sunday, November 12, 2006

EL TEATRO ESCAYOLA, DONDE GARDEL NO CANTÓ


Extraído de un cuadernillo publicado por la Junta Departamental de Tacuarembó en los 100 años del Teatro Escayola, apoyando el acervo cultural del departamento.

                                                   Martina Iñiguez



Historia del Teatro Escayola
Tacuarembó, 31 de Julio de 1991


Carlos Félix Escayola Medina


Fue su padre, Don Juan Escayola, inmigrante español nacido en 1818, en Sabadell – Cataluña - hijo a su vez de Don Antonio Escayola y de Doña Narcisa Carayemas, ambos catalanes.

Juan Escayola era carpintero y fue a vivir a Durazno. Allí conoció a Doña Bonifacia Medina,
 que era nacida en Minas entre 1816 y 1818. Era ella hija de Doña Manuela Mansilla, de origen brasileña – de Río Grande do Sul – y de Basilio Medina, de Cerro Largo. Se casaron en el año 1840.
Fue su padre, Don Juan Escayola, inmigrante español nacido en 1818, en Sabadell – Cataluña - hijo a su vez de Don Antonio Escayola y de Doña Narcisa Carayemas, ambos catalanes.

Juan Escayola era carpintero y fue a vivir a Durazno. Allí conoció a Doña Bonifacia Medina,
De ese matrimonio Escayola–Medina, nacieron cuatro hijos: Juan Gualberto en 1841. Segundo en 1843, luego Carlos Félix nacido en Montevideo el 25 de octubre de 1845, y en 1847 nació Elodina, la única mujer.

Juan Escayola fallece el 15 de enero de 1851 en Durazno, y Bonifacia Medina fallece en 1897, en Laureles del Queguay, Depto. De Paysandú.

Los años escolares de Carlos Escayola, los hizo en Queguay y Paysandú.

No cursó carrera universitaria. Inició su carrera militar, que no terminó, con el grado de Guardia Nacional.

En el archivo del Departamento de Estudios Históricos del Estado Mayor del Ejército, en la carpeta nº 34, Legajo 17, donde se encuentra la foja de servicios de Carlos Escayola:

El 5 de marzo de 1886, ingresa con el grado de Coronel, por nombramiento directo de Santos, siendo ya jefe Político y de Policía desde 1882.

En abril de 1891, pasó a cuartel.

El 12 de marzo del año 1894, pasó a reemplazo.

El 5 de enero de 1901, pasó a cuartel.

El 10 de setiembre del año 1902, pasó a reemplazo.

El 21 de setiembre del año 1903, pasó a cuartel.

En abril, y de junio a setiembre de 1904, inclusive, fue comandante militar del departamento de Tacuarembó cuando la Revolución Nacionalista de ese año.

Y el 30 de marzo de 1911, pasó a situación de reemplazo.

En 1864, participa en la Cruzada Libertadora y se encuentra en el sitio de Paysandú junto al Gral. Brasileño Antonio de Souza Netto, que estaba casado con María Candelaria, hija del primer matrimonio de Bonifacia Medina.

Souza Netto había sido uno de los próceres de la República de Piratini – 1835 a 1845 – Estado de Río Grande.

Cuando la guerra de la triple alianza contra el Paraguay, Carlos Escayola fue secretario de Netto, quien falleció en Corrientes en el año 1866. Ese mismo año, pasa a residir en San Fructuoso en la calle 18 de julio nº 134, donde hoy está la casa del Dr. Ariel Ferreira, frente al hotel Tacuarembó.

Desde 1879, integró la Junta Económica Administrativa, hasta su nombramiento de Jefe Político y de Policía de San Fructuoso.

En setiembre de 1886, son apresados dos hermanos llamados Royano. Estos son muertos, aplicándoles la “Ley de Fuga”, lo que trajo gran conmoción en el pueblo. Pero después de la muerte de Santos, el expediente es sacado a la luz por el Juez Letrado Sr. Lorente, y se constatan graves irregularidades en el procedimiento, lo que lleva al presidente Tajes a suspender al Coronel Escayola del cargo de Jefe Político y de Policía en enero del año 1889.

Al lado de la casa donde moraba Escayola, vivía la familia Oliva-Sghirla. Esta familia estaba integrada por Juan Bautista Oliva, de nacionalidad italiana, hijo de marcos Oliva y de Clara Pittaluga, y Juana Sghirla, de nacionalidad argentina, hija de Juan Sghirla y Blanca Balestra, mujer de mucha belleza.

Juan Oliva y Juana Sghirla se casan en 1846. El matrimonio tuvo cinco hijos: Clara (1847-1871), Blanca (1849-1886), Clelio, Juan y María Leila (1868-1905).

Carlos Escayola se casa en 1868 con Clara Oliva, quien fallece en 1871, dejándole dos hijas pequeñas. La segunda esposa fue Blanca Oliva en 1873, quien fallece en 1886, dejándole seis hijos.

Cuando nace María Lelia, el Coronel Escayola sale de Padrino de Bautismo, y cuando tiene 20 años, previa autorización de la Iglesia, se casa con ella en 1889. Fallece María Lelia en 1905 y le deja 5 hijos.

Al morir las dos primeras esposas, Escayola encarga a un escultor italiano la confección de los dos bustos que están ubicados en el Panteón del cementerio de Tacuarembó. Cuando fallece María Leila en 1905, Escayola encarga a un escultor uruguayo un medallón, que está en la urna ubicada en el escalón central, lo que demuestra también la decadencia económica del coronel.

Como es sabido Escayola tuvo una intensa vida amorosa y según cuentan viejos vecinos, que conocieron al Coronel, este habría dejado 50 hijos naturales.

Una faceta interesante, fue la de ser presidente por 3 años de conjuntos carnavalescos y Director de Compañías Nacionales de Teatro, que actuaban en el galpón de la actual Escuela Técnica de Tacuarembó. Se sabe que el 25 de agosto de 1882, funda un Club Social llamado Progreso.

Escayola era un hombre apuesto, cuidadoso al extremo de su físico y vestimenta, y de muy notoria inclinación artística. Referente a la vocación artístico-musical del Coronel, Ramón González expresa: “al igual que toda su familia (hermanos, hijos y sobrinos), eran muy entusiastas de la guitarra y en la estancia, en rueda de Pericones y Gatos, que organizaba con los peones, cantaba versitos con mucho gracejo, acompañándose siempre con su guitarra.”

Confirmando su condición de hombre de vida mundana, Escayola, según su hijo Carlos Segundo Escayola – “El Pato” – contó lo siguiente: “El escritor y Diplomático uruguayo Edmundo Bianchi, que iba con el periodista Blixen Ramírez, ven parado en la esquina de 18 y Yaguarón, próximo al Teatro, al Coronel Escayola. Bianchi le comentó a Blixen: mirá al coronel Escayola; debe estar esperando a alguna corista; vamos a decirle algo”. “Yo no” dijo reticente Blixen, pero Bianchi se le acercó, entablándose este diálogo: “Buenas noches Coronel”, “Buenas noches Bianchi” le respondió este. “Qué hace Ud. A estas horas Coronel”. Y Escayola ni lerdo ni perezoso le respondió: “¿Y qué quiere que haga un militar? La guardia”.

El “Pato” Escayola, también refirió que su padre protegió a Don José Batlle y Ordóñez, cuando este residió cierto tiempo en San Fructuoso.

Y ya que hablamos de visitantes a esta Villa, diremos que en 1883 estuvo en San Fructuoso el General Santos, Presidente de la Nación, siendo este padrino de Bautismo de un hijo de Escayola, Washington, y realizándose de noche una fiesta a puertas cerradas, en un cabaret de lujo propiedad de Escayola, llamado “La Rosada”.

A la muerte de la tercera esposa, Escayola se unió a la cantante Pilar Madorell, que actuaba en el Teatro de San Fructuoso y que se convirtió en la madre de los hijos de aquél, de la que se separaría en 1911, en la ciudad de Montevideo.


El Coronel Escayola pasó a residir en Montevideo entre 1908 y 1909, con su familia, yendo a vivir en la calle Yaró 1142.

El primer hermano del Coronel Escayola, Juan Gualberto, tuvo varios hijos. Uno de ellos fue Don Juan Escayola, apodado “Torora”, un buen poeta nativista y fundador en Montevideo de la conocida revista “El Fogón”.

Pero Carlos Escayola no sólo quedará en el recuerdo de todos los Tacuarembonenses por ser el creador del Teatro que llevó su nombre, sino por ser el progenitor de CARLOS GARDEL, el máximo cantor del Río de la Plata.

En sus últimos años su nombre aparece como miembro de cierto pretendido congreso que proclamó por su cuenta la candidatura presidencial de Juan L. Cuestas, el 24 de enero de 1898.

Habiendo enfermado de congestión, desoyó el consejo del médico y salió de noche de su hogar, hacia el teatro 18 de Julio, donde actuaba uno de sus “viejos amores”, recayendo gravemente al otro día. Falleció el 27 de abril de 1915, a los 70 años de edad, pobre y olvidado.


---------------------------------------------------------


CÓMO ERA SAN FRUCTUOSO EN ESA ÉPOCA

San Fructuoso, que en 1912 se llamará Tacuarembó, fue desde 1875 hasta 1900, una pequeña población de 4.500 habitantes que se desarrolló muy lentamente.

La pequeña villa no tenía calles pavimentadas, existiendo en ellas grandes arenales. En las esquinas, se colocaban postes de coronilla, con el fin de evitar que las carretas voltearan las esquinas de las casas.

La Plaza “19 de Abril” estaba bordeada de verjas de hierro, que luego cayeron en partes, y que recién a fines de siglo fueron retiradas.

Con respecto a la otra plaza, la “Colón”, es después de 1875 que se construye. En ese año se secará la laguna que existía en la zona y donde luego crecerían verdaderos pastizales.

Sin embargo, a pesar de la pequeñez del ambiente, San Fructuoso tenía una intensa vida social. Eran frecuentes las tertulias familiares, donde se jugaba a la lotería, circulando el mate dulce para las damas y el amargo para los caballeros.

Muchas veces, por las tardes, entre jóvenes de ambos sexos, se organizaban partidas de volante, donde los actores ponían mayor empeño. También eran comunes las fiestas camperas, donde se visitaban los alrededores de la Villa.

Desde el punto de vista cultural, existían varias bandas de música, todas ellas bien afiatadas.

Después de 1880, aparece la costumbre de realizar Retretas en las plazas, las que se efectuaban los jueves y domingos, con la participación de damiselas y jóvenes de la zona.

En el año 1881, se abre el Liceo Tacuarembó, dirigido por Apolinario Pérez. En 1891, diez años después, se funda la Escuela Filantrópica, siendo su director Don Juan Gómez López.

Hacia 1891, San Fructuoso tiene 23 escuelas públicas y 1 privada, con un total de 1.566 alumnos.

Desde el punto de vista político, San Fructuoso no era ajeno a las intensas rivalidades políticas de Blancos y Colorados.

Un ejemplo de esta rivalidad, se encuentra en la persistente campaña contra el Coronel Escayola lanzada desde el diario “El Comercio”, en el que existía una permanente crítica, apareciendo una acusación por día, durante treinta días, lo que a su vez era contestado por el periódico “El Heraldo”, que defendía la política colorada del Presidente Santos.
Tan personal era la campaña llevada adelante por “El Comercio”, que tenía como objetivo hacer renunciar al Coronel Escayola. Cuando renuncia Escayola en 1891, el periódico deja de aparecer.

Queremos resaltar, dos hechos importantes para el progreso de Tacuarembó: el 1º de mayo de 1891, fecha en que llega el primer ferrocarril a San Fructuoso, y el 31 de mayo del mismo año, día en que se inaugura el TEATRO ESCAYOLA, cuyo centenario estamos celebrando.

-----------------------------------------------------

CONSTRUCCION DEL TEATRO ESCAYOLA
1888-1891

Como lo decimos en el capítulo “La adquisición del terreno y sus dueños” Don Carlos Escayola “se presentó manifestando que varios propietarios, comerciantes y hacendados, habían concebido la idea de construir un edificio para teatro en la Villa de San Fructuoso, cotizándose por acciones”. Esto efectivamente se realizó, como lo expresa Escayola en una “Solicitada” que publica “El Comercio” el día 20 de junio de 1888.

Dinero recolectado por 45 acciones a 100 pesos cada una $ 4.500.oo
Interés producido por ese dinero en 4 años, colocado al uno y medio por ciento mensual
y sin capitalizar $ 3.240.oo
SUMA $ 7.740.oo

Como esta suma apenas alcanzaba para empezar, y fueron varios problemas los que se suscitaron, Carlos Escayola decidió que el resto faltante lo pusiera de su bolsillo: el costo total de la obra fue de $ 25.000.- una verdadera fortuna para la época.

Antes de continuar con otros aspectos de la construcción del teatro, queremos detenernos en la biografía de quien hizo los planos del mismo y dirigió la construcción: Don Víctor Luis Alejandro María L’Olivier (este es su nombre completo).

Había nacido L’Olivier en Sarge, Departamento de Marne, Francia, en el año 1849.

Era hijo de Francisco L’Olivier y Virginia Herlant, ambos de origen belga. Sus abuelos paternos fueron Pedro Luis L’Olivier y Rosalía Josefa Hagois, también belgas, y los abuelos maternos Alejandro Herlant y Rosalía Verichient, belgas.

Se recibe de ingeniero en el politécnico de Paris, donde recibe una autorización provisoria de agrimensor, que luego revalidará en el Uruguay.

Su llegada a nuestro departamento de Tacuarembó, tiene el siguiente origen:

Informados los hermanos Biraben, comerciantes de Montevideo, de la existencia de las mimas de oro de Cuñapirú, trataron de formar una gran compañía con capitales franceses, para su explotación.

Como medida previa, hicieron venir al ingeniero Víctor L’Olivier con el fin de examinar dichas minas de oro de Cuñapirú y diera su informe con respecto a ellas.

Después de examinar las minas, Víctor L’Olivier volvió a París y dio un informe muy favorable, llamando la atención en la mina “San Pablo”, que luego se llamará “Santa Ernestina”, a 5 km. hacia el S.E. de Cuñapirú.

La mina “San Pablo”, fue adquirida en diez millones de francos, aproximadamente igual a dos millones de pesos de esa época, cantidad fabulosa para entonces.

En 1879, se forma en París la “Compagnie Française de l’or de l’Uruguay, instalada en la zona de Cuñapirú. Es nombrado Director General de la misma, Don Víctor L’Olivier, quien según el periodista Bossi, “mandaba más despóticamente que el Rey de Túnez”. En enero de 1880, se produce una rebelión de los trabajadores, con varios muertos.
Las grandes inversiones de dinero y las escasas ganancias llevaron a que en la compañía hubieran algunos cambios, renunciando Víctor L’Olivier. Posteriormente la compañía quebró, produciéndose grandes escándalos en Paris.

Teniendo todavía residencia en Corrales, Víctor L’Olivier se casa el 17 de Julio de 1884, en San Fructuoso, con María Luisa Gaye, hija de Don Pablo Gaye, francés y de maría Zamit, oriental.

Residiendo en San Fructuoso, se hace muy amigo del Coronel Carlos Escayola, y surge el plano de nuestro teatro y la dirección de la obra.

Se nos ha dicho que el ingeniero L’Olivier, habría hecho otras construcciones en nuestra ciudad, que no hemos podido ubicar.

Tiene tres hijos con Luisa Gaye, que son: Víctor, María y María Virginia.

Víctor trabajó en el Hospital Regional, cuando se inaugura en 1928 el edificio actual. Era el administrador.

Víctor L’Olivier fallece en San Fructuoso, en la calle General Flores, a las cuatro de la tarde de miocarditis crónica, según la partida de defunción, el cuatro de noviembre de 1909, a los 60 años de edad.
Y para terminar con la biografía de L’Olivier, diremos que a partir de 1890 es contratado por la Junta E. Administrativa de San Fructuoso, para una serie de mediciones en el Ejido de la Villa de San Fructuoso.




La construcción del teatro Escayola mereció el siguiente comentario de un cronista viajero montevideano que el “Heraldo” de San Fructuoso transcribe el 14 de agosto de 1890: el teatro de Tacuarembó, será uno de los mejores de la república. La fachada elegantísima, la concurrencia tiene acceso al interior por siete puertas al frente; a los costados hay dos espaciosos salones, uno de ellos destinado a café, con una comunicación interior al teatro, construido por los Planos y bajo la dirección del señor Víctor L’Olivier, inteligente ingeniero francés, ex director de las minas de oro de Cuñapirú, ofrece todas las comodidades y medidas de seguridad requeridas en esta clase de establecimientos. Además de las salidas ordinarias, la concurrencia al paraíso y cazuela, tienen por el caso de peligro, dos salidas más, que dan a la azotea de los salones laterales. Actualmente se trabaja con celeridad en su terminación y dentro de poco, la sociedad tacuarembonense tendrá también un teatro digno de su cultura y a la altura de los mejores de la república.
Felicitamos al señor Escayola por su proyecto e iniciativa, y al señor L’Olivier, la inteligente experiencia que representa aquella importante construcción.

La empresa que lo construyó, fue la de Don José Mazuchelli y duró tres años su construcción.

Tenía la forma clásica de los teatros europeos, terminado, como se veen el plano, con la boca del escenario en forma de herradura.

Se dice que tiene gran parecido con el Salón de Conciertos del Palacio de Trocadero en París.

Los materiales fueron traídos hasta Paso de los Toros en ferrocarril, y en carretas desde esta Villa a San Fructuoso. No olvidemos que el ferrocarril llega a San Fructuoso el 1º de mayo de 1891. Cada tantos días llegaban carretas con materiales, hasta 30, con un costo de 28 a 30 pesos por carga.

Los mármoles son traídos especialmente de Carrara, Italia.

Los tapices y artefactos, para la ornamentación, se trajeron de Francia.

Cuando se hizo la forma de la boca del escenario, la empresa encargada de construir la viga que debía sostenerla se equivocó en las medidas y se construyó más pequeña, por lo que hubo que adaptar la forma a las dimensiones de la misma. Para traer esa viga desde Paso de los Toros, se demoraron tres meses y se emplearon tres carretas con 12 yuntas de bueyes. La viga demoró año y medio en llegar de Europa. El cortinado del escenario era de terciopelo rojo, igual que el tapizado general de pelucci rojo; palcos y puertas de color oro y blanco; los asientos en rojo. Los artefactos eran de bronce y de dos brazos.

El alumbrado en el centro de la sala se realizaba por medio de una “araña” de aproximadamente metro y medio de diámetro, con 13 picos de luces y una lámpara mayor al medio. Los pisos eran de cristal de Murano, formando una gran rosa, y se elevaba la “araña” – o se la bajaba – por medio de una extensa cadena. Su construcción fue realizada por un artista italiano.

Quien tuvo a cargo la instalación del alumbrado, fue Don José Tachini, la misma era a gas de carbón, hasta 1910, año en que se instala un motor propio de luz eléctrica. Hay que hacer notar que Tacuarembó recién tendrá luz eléctrica a partir del año 1917.

La capacidad total del teatro Escayola, era de 752 espectadores.

Pasamos a describir la “Memoria Descriptiva de la calidad de materiales empleados en la construcción del Teatro Escayola”, que lleva la firma de Juan E. Cerecetto, Jefe de la inspección técnica.

MAMPOSTERÍA
CIMIENTOS. Los cimientos están construidos por piedra arenisca labrada, asentado en mortero de cal.

MUROS. Las paredes maestras, son de 0,60 cm. de ancho hasta la altura del piso de Cazuela y Paraíso, continuando de 45 cm. Los tabiques de un ladrillo, o sea de 0,30 cm. y en pocos casos de 0,15cm. Toda la mampostería de ladrillo está sobre mortero de cal.

REVOQUES. Todos los paramentos interiores, parte de los exteriores y la fachada, están revocados con mortero de cal y blanqueado.

PISOS. Los pisos de la planta baja y del escenario son de pino tea, sobre tirantería de igual material, con excepción del hall de espera, que lo tiene de marmol, y los pisos de los pasillos, “toilettes”, “W.C.” que lo tienen de baldosas. Los pisos de los Palcos y corredores, al igual que los de la Cazuela y Paraíso, son de pino sobre vigas de hierro, los que descansan en los muros y en columnas, también de hierro.

CIELO-RASOS. Son de pino, a excepción de los del cuerpo del frente, desde la “boletería” al “zaguán” los que tienen bovedilla y tirantes de hierro.

TECHOS. La tirantería de techos está constituida por vigas de hierro y madera.

CUBIERTAS. Son de hierro galvanizado ondulado.

ESCALERAS. De madera las que conducen al Paraíso y Cazuela, y de mármol las que conducen a los Palcos.

OTRAS INDICACIONES. La cabina del cine está construida de acuerdo con las Ordenanzas Municipales, así como las puertas de calle, obras sanitarias, etc. La instalación eléctrica, corre toda por caños Berman, de acuerdo con lo exigido por la Usina Eléctrica local.

Consta el edificio de dos pararrayos colocados sobre su parte más alta.

------------------------------------

INAUGURACION DEL TEATRO
31 de mayo de 1891

Ante la expectativa general de nuestra sociedad, llegamos al 31 de mayo de 1891.

La Compañía de Zarzuelas de Félix Amurro, había llegado a San Fructuoso dos días antes, el 29 de mayo, por Ferrocarril.

Los integrantes de la Compañía eran los siguientes:
FELIX AMURRO (Tenor y Director)
EDUARDO CARMONA (Tenor cómico)
ASUNCIÓN MONTIEL (Soprano)
ADELA GOMEZ (Soprano)
RICARDO MATTI (Batítono)
PRIMITIVO MARTINEZ (Barítono)
PASCUAL MARTINEZ (Característico)
Coro de ambos sexos y maestro contador.

Como información interesante, damos los precios de las localidades, el día de la inauguración:
Palco $ 5.-
Luneta $ 0.60.-
Asiento de preferencia en la primera cazuela $ 0.60.-
Paraíso y Cazuela $ 0.50.-

Pero pasemos al relato de la inauguración del Teatro Escayola, y quien mejor que un contemporáneo, que estuvo allí presente, como el cronista del “Heraldo” quien, con fecha 4 de junio de l891, así lo describe:
“LA INAUGURACIÓN DEL TEATRO”
En la noche del domingo (31 de mayo) se inauguró en esta Villa el precioso Teatro, construido por el Coronel Don Carlos Escayola. Le cupo ese honor a la compañía de Zarzuelas que dirige el Sr. Don Félix Amurro.

A las ocho y media de la noche, el teatro rebosaba de gente ansiosa de oír “Los diamantes de la corona”, y admirar el templo de arte que era ya una necesidad reclamada para la sociedad de San Fructuoso.

Qué bello aspecto presentaba el Teatro a esa hora. Alumbrado esplendorosamente a gas y con sus preciosas decoraciones y telón de boca.

Allí se encontraban infinidad de caballeros y casi todas nuestras adorables señoritas que, como ángeles, adornaban el recinto, dándole mayor realce. Pero que, como lindos demonios, nos hacían por momentos apartar la vista de los artistas, para contemplar, estáticos, sus divinas facciones.

A estos actos, debieran ir siempre todas las mujeres.

Como lo anunciaba el programa, se dio la bonita zarzuela de Oudrid, “Los Diamantes de la Corona”.

La ejecución de esta bella obra, logró satisfacer a los espectadores, que aplaudieron sin reserva alguna a los artistas, señoras Montiel y Díaz y a los señores Amurro, Carmona y Torrijo.

La Montiel, ha conseguido ya atraerse las simpatías del público que ve en ella a una artista bastante buena. Se hizo aplaudir con entusiasmo, cantando con bastante gusto.

El señor Amurro, muy bien en el rol que desempeñó. Su voz es agradable y dulce y ha obtenido aplausos merecidos en los números más lindos de la obra.

Carmona recibió una ovación cuando se presentó en el escenario. Fue un ministro inimitable y consiguió arrancar aplausos conjuntamente con el señor Torrijo.

La función terminó con la preciosa zarzuelita “Los Baturros” en la que salieron triunfantes la Montiel, Torrijo y Carmona.

Este artista es de chispa y día a día progresa en el género cómico. Ya tendremos oportunidad de juzgarlo esta noche, en su papel de Tiburón en el “anillo de Hierro”, preciosa zarzuela que llevará numerosa concurrencia a nuestro coliseo, y en el de Venuncio de “La Gallinita Ciega”.

Los tres héroes de “Los Baturros”, cantaron y bailaron lo que se llama... chic. Todavía recordamos los nutridos aplausos que se ganaron y la repetición que tuvieron que hacer de algunos números.

Carmona leyó una bonita poesía, que la publicaron en otro lugar y que la escribió expresamente para la inauguración del teatro.

No queremos cerrar estas ligeras líneas, sin dejar constatado que la compañía de zarzuela agradó en extremo. Nos promete noches muy buenas y bien merece que todas las funciones que den, tengan siempre un lleno completo.

Oportunamente hemos de dar una descripción completa de nuestro elegante coliseo.”


Como dice el artículo, en el entreacto de “Los Diamantes de la Corona” y “Los Baturros”, el tenor Carmona leyó una poesía suya, denominada

“A LA INAUGURACIÓN DEL TEATRO DE TACUAREMBÓ”

Orgullo siento en verdad
hoy que en la escena me veo
estrenando el Coliseo
de acuesta hermosa ciudad.

Hace tiempo que anhelaba
visitar este jardín
y lo he logrado por fin
cuando menos lo esperaba.

Yo quisiera en este instante
la más santa inspiración,
o poder mi corazón
retratarlo en el semblante.

Pues verían, bien lo sé
la satisfacción que siento
desde el muy feliz momento
en que Tacuarembó pisé.

Mas ya que sin voz ni palma
aquí me presento hoy
a hablaros tan solo soy
con los acentos del alma.

Yo de este instante deseo
años de prosperidad
para esta hermosa ciudad
en que por dicha me veo.

Que este edificio teatral
que esta noche se inaugura
debido a la galanura
de un simpático oriental.

Sea el centro de reunión
donde el público galante
pueda pasar un instante
de solaz y distacción.

Que artistas vean en él
fieles hijos de Talía,
y obras de nombre y valía
interpreten siempre fiel.

Que todo artista pretenda
lo que hoy anhela este actor:
nuestra indulgencia y favor
que esa es la mayor ofrenda.
ra. José Cruz, que había estado antes con Paolino, hasta 1942.
Esto al pedir, soy leal,
pues soy un aficionado
que tan solo se ha formado
con la indulgencia oriental.

Y así deseo en la ausencia,
cuando me aleje de aquí,
recordar con frenesí,
señores, vuestra indulgencia.

Y después tanto os pido,
aunque el pedir no está bien,
dejad que os pida también
un ¡VIVA TACUAREMBÓ!

Y que una inscripción tan sola
lleve siempre este local,
la de un valiente oriental
¡EL CORONEL ESCAYOLA!

E. Carmona, 31 de mayo de 1891

----------------------------------------------
NOMINA DE LOS CONJUNTOS QUE ACTUARON EN EL TEATRO
Queremos dar en este capítulo una información general, no total de todo lo que ha pasado por la sala del Teatro Escayola, en estos cien años.

Comenzamos con la actuación de la compañía de Zarzuelas de Félix Amurro, que, como dijimos en el capítulo anterior, inauguró el Teatro el día 31 de mayo de 1891, con “Los Diamantes de la Corona” y “Los Baturros”.

El Postillón de La Rioja; Nina Pancha: el 2 de junio de 1891
El Anillo de Hierro, de Marcos Zapata: el 4 de junio de 1891
Prestidigitador Moya (única función): el 13 de junio de 1891
Marina de Camprodón y Arrieta: el 10 de junio de 1891
La Gallina Ciega (zarzuela cómica, Toros de punta): el 12 de junio de 1891
Una Vieja; Los Baturros; El Alcalde Interino: el 30 de junio de 1891
El Barberillo de Lavapiés: el 28 de junio de 1891
Música Clásica; Nina Pancha; el Alcalde Interino: el 30 de junio de 1891
El Juramento: el 4 de julio de 1891
La Tempestad: el 5 de julio de 1891

Los Magiares; Catalina, estrella del norte; El Molinero de Subiza; Jugar con fuego (todo esto en distintas fechas del mes de julio de 1891)
El 14 de julio se cantó “La Marsellesa”.

El jueves 23 de julio de 1891 actuaron:

1.- Sinfonía dirigida por el Maestro Lorenzo Zampera
2.- Marino en Tierra.
3.- Pascual Bailón.
4.- La Gran Vía (función en honor del Sr. Julio S.Netto y Sra.).

Luego, hasta diciembre no hay actuaciones.

El 24 de diciembre, se realiza la fiesta de distribución de premios a los alumnos de las escuelas públicas y la actuación del prestidigitador Julio F. Bosco, que venía de actuar en el Teatro Solís.

José López Cabas, y su homónimo padre que era director de una Compañía espñola de Comedias, también actuaron en el Teatro Escayola, allá por 1902, con dos obras: “Electra” y “Los dos sargentos franceses”.

LOS BAILES DE MASCARAS
Desde el carnaval del año 1892, se realizaron en el Teatro Escayola grandes “Veglioni”, engalanada la sala con enormes ramilletes de flores naturales y perfumada, además, con exquisitas esencias europeas.
Los bailes, eran amenizados por una orquesta que dirigía Pedro Macchi, músico muy nombrado por entonces, padre de Carlos Macchi, conocido como “Hernani”, tanguero de fama en Argentina.

En 1892, la Compañía española “Cristóbal Galván” fue la segunda que actuó en el teatro; luego se presentó la Compañía de alta comedia, de Ángel J. Barros, también española. Después actuó la de zarzuelas, encabezada por Concepción Castro, y dentro de los primeros elencos que desfilaron en el novel escenario, estuvo también la gran compañía de Opera bajo la dirección del Maestro Pablo Pezzoni.

NOMINA DE ALGUNOS CONJUNTOS MUSICALES Y VOCALES 


OPERA: La Gran Compañía Lírica Italiana “Miguel Tornessi”, interpretando “Aída”, “Rigoletto”, “Il Trovatore”.

OPERETA: Gran Compañía Ciprandi, Pucchini y Maresca.
Gran Compañía de Operetas y Zarzuelas de Don Carlos Silvani, donde figuraban las primeras tiples Irma de Gasperi y Pilar Mandorell, y el barítono Jacques.- Compañía procedente del Teatro Cibilis de Montevideo en 1910.

DRAMAS Y COMEDIAS: Elencos extranjeros y nacionales, entre los que destacamos a Julio Escarcela, Carlos Brussa, Becco-Lacanau, Arellano, Cuore-Renato , Casa del Arte con dirección de Lenzi y Curotto, Torres Curuchet, Jacinto Aicardi, Carmen Casnel, Juan Domenech, Gabriel Vitureira, Elenco del SODRE, Comedia Nacional.

VARIETE: Los artistas de fama mundial, entre ellos la célebre Lubock. Ilusionistas, Magos, Cantantes, Orquestas Sinfónicas, Orquestas Típicas, Conjuntos de Jazz Regionales, Rondallas, etc.
Cantores,
Conjuntos Nativos, Fernando Ochoa, Hermanos Navarrine, etc.

CONCERTISTAS: Fabini, Balso, Ingold, Barrios, Ayestarán, Carl Varo, Martínez Oyanguren, Pereira Arias, Pagola, Cuarteto de Cuerdas del Monte Alita, Conjunto de Cantantes Líricos, Richepin, Cuarteto de Cuerdas del SODRE, Nicastro Sontórsola, etc. – Sinfónica de San Pablo, de Cuerdas de Freya, Centro Musical Porto Alegre.
BALLET: Cuerpo Estable del SODRE.

Opera, Opereta, Zarzuelas, Dramas, Comedias, Veladas, Conferencias, Recitales de música, baile y canto. Elencos de Cuadros Filo-Dramáticos locales y Veladas Artísticas Infantiles. Espectáculos Circenses, deportes, boxeo, esgrima, Compañías de Marionetas y Títeres. La extraordinaria Compañía de perros de María Evans. Teatro Gauchesco, Compañía Tradicionalista del Río de la Plata. Compañías Españolas de Alta Comedia, Salvat-Valente-Leguía-Domenech. Compañías Argentinas de Dramas y Comedias, Julio Escarcela-Enrique Arellano-Casnell-Arrieta.

Compañía Liliputiense “Mundial”, Compañías de Revistas Musicales Cubanas de Josefina Meca y Compañía de Revistas de Conchita Vila, etc.

Tribuna política donde desfilaron a través de 65 años, las figuras de más prestigio nacional. Tribuna de la democracia, período de las guerras del 14 y 39, a través de los acontecimientos mundiales.

Homenajes patrióticos, como también todos nuestros valores nacionales y locales, etc.

FUNCIONAMIENTO DEL TEATRO ESCAYOLA HASTA SU CIERRE DEFINITIVO
LAS EMPRESAS.

El Teatro Escayola, luego Teatro Uruguay, tuvo muchas empresas hasta su cierre definitivo en 1956.

No vamos a dar la nómina completa, pues sería casi imposible por lo extensa, mencionaremos sólo las más significativas o conocidas.

Desde que se inaugura el Teatro hasta 1909, es el mismo dueño, el Coronel Escayola, el empresario que trae las Compañías.

Desde 1909, cuando Escayola se va para Montevideo, aparecen diversas Empresas, como en 1911, la Empresa López, Alfonso Hnos & Cía.

Luego la misma Empresa López, Alfonso & Fernández, que se une a los anteriores, y que está hasta 1932.

Desde 1932, Paolino e Ignacio Vie


Desde 1942 hasta 1947, la Empresa P.A.F. (Palermo, Abdo y Ferraz). La dirección y administración es de Federico Durdós.

Desder el año 47 a 1953, la Empresa “Guaranted Pictures”, qu8e al poco tiempo pasa la Empresa al Sr., Luis Maneiro, que era el gerente de la misma.

Y desde 1953, hasta su cierre definitivo, la Empresa Palmon (Palermo-Montaner), quienes clausuran definitivamente la que entonces era ya una sala de cine.


DATOS CURIOSOS

Cuando había función, se colocaba un farol en la parte más alta del edificio. Según contaba el Coronel Escayola, cuando no había luz eléctrica, se ponía una vela dentro del farol. Como éste tenía vidrios rojos, se veía desde varias cuadras a la redonda, y “avisaba” a todo el pueblo que esa noche había función.

Cuando venían al teatro compañías importantes, se ponían a la venta los abonos con un año de anticipación, y generalmente se vendían en forma rápida.

Las compañías tenían elencos numerosos, pero sus integrantes la mayoría de las veces no se hospedaban en hoteles o pensiones sino que lo hacían en casas de familias. Estas se disputaban los artistas, pese a que muchas vees las funciones duraban meses.

En cuanto a las comodidades para los artistas en el Teatro, estos contaban con nueve camarines completos: con sus percheros, espejos iluminados, mesas empotradas para lavatorio y maquillajes. En los primeros años no había agua corriente.

La acústica del teatro era excelente (aún hoy se mantiene intacta). “Increíblemente justa”, al decir del concertista Hugo Balso.


------------------------------------

CONSIDERACIONES FINALES

El día viernes 31 de mayo de 1991, se cumplieron los 100 años de la inauguración del Teatro Escayola. Con ese motivo, la Junta Departamental de Tacuarembó, el Departamento Municipal de Cultura y la Intendencia Municipal, descubrieron en su frente una placa conmemorativa de tan fausto acontecimiento, que dice:

AL TEATRO ESCAYOLA
EL GOBIERNO DEPARTAMENTAL
EN EL CENTENARIO DE SU INAUGURACIÓN
MAYO 31 DE 1891 – MAYO 31 DE 1991

De inmediato, la concurrencia a este acto, se trasladó al local de la Concentración Escolar, en 18 de julio y Gral. Artigas, donde la Comedia Municipal interpretó, con marcado éxito, la obra “Solamente una vez” del tacuaremboense William Saboredo.

------------------------------------------

Este trabajo, realizado en poco más de un mes, lleva implícito el desarrollo de las distintas etapas de nuestro Teatro Escayola.
Fue mucho el tiempo que insumió esta labor, y muy poco el que tuvimos para desarrollarlo. Creemos que, con más tiempo, el trabajo hubiera sido más vasto y completo. El tema, apasionante para nosotros, es amplísimo y pudo ser de otra envergadura si no fuera por la tiranía del tiempo, del espcio y de los costos.

No obstante, pensamos que hemos realizado una obra inédita a nivel nacional, pues no conocemos otro trabajo similar respecto a la historia de edificios teatrales en el país.

Queremos destacar que esta obra no fue sólo de nosotros, los firmantes. Muchísimas personas, con muy buena voluntad, colaboraron proporcionándonos diversos materiales de real importancia. Como Don Guillermo Rego, que no sólo nos ofreció la oportunidad de editar este trabajo, sino que, a su vez, nos brindó diversos documentos de real valía.

Entre tantos otros colaboradores, queremos mencionar a dos ex-empleados del Teatro Escayola: Ignacio R. Brocco y Alciro Sosa; también a Don Julio Duthil y por último a Carlos López Saracini. Todos aportaron un hermoso material, como también documentos invalorables, pacientemente “rastreados” en la Biblioteca Nacional y archivos particulares sobre el teatro.

A todos, nuestro más fervoroso agradecimiento. Sin el aporte de gente como ellos, poco hubiéramos podido realizar, pese a tanto esfuerzo.

José López Caras
Enrique López Saracini

Tacuarembó, junio de 1991
---------------------------------------------
Los invito a ver la página y los blogs siguientes y a expresar sus opiniones sobre los mismos:

http://www.geomundos.com/cultura/gardeloriental/

Blogs:

Carlos Gardel ¿Tipógrafo por tradición familiar?

Día a día y con nuevos aportes va haciéndose más verosímil la relación del cantor con su familia biológica a pesar de los intentos del mismo por desviar la atención de su doloroso origen. Su paso por la redacción de “El Heraldo” de Buenos Aires" está íntimamente ligado a su relación con Tacuarembó y la familia Escayola.
http://gardeltipografo.blogspot.com/

-------------------------------------------

Carlos Gardel y el extraño caso del cartón mutante
La fotografía del cantor Carlos Gardel niño con una de las hijas de Rosa C. de Franchini y la preocupación de los gardelianos francesistas por imponer la idea de que se trata de María Franchini cuando todos los indicios permiten suponer que en realidad se trata de Francisca Franchini, nacida entre mayo de 1882 y mayo de 1883.
http://cartonfranchini.blogspot.com/

-------------------------------------------

Una fotografía supuestamente dedicada por el cantor Carlos Gardel a Pedro Guzzatti genera dudas sobre su legitimidad. Vea el nuevo blog de la Sra Martina Iñiguez:

¿QUIÉN ERA PEDRO GUZZATTI?
http://gardelguzzatti.blogspot.com/

----------------------------------------

La escolaridad de Carlos Gardel
El hallazgo de un plano escolar ha permitido determinar que el Cantor Carlos Gardel hizo parte su escolaridad en la Escuela de 2º grado Nº 27, situada en la calle Durazno 335(numeración antigua) del barrio Sur montevideano.
http://charlaescolaridadgardel.blogspot.com/

----------------------------------------

http://gardelfranchini.blogspot.com/

Fotografía de Cartos Gardel niño con UNA de las hijas de Rosa Franchini.


Una fecha sin asidero documental asigna una identidad discutible a la niña que aparece con Carlos Gardel en una foto de infancia.

------------------------------- ---------------

http://gardelysusenigmas.blogspot.com/2006/03/carlos-gardel-y-la-foto-modificada_09.html
http://gardelysusenigmasblogspot.com/
Carlos Gardel y la foto modificada
por Martina IñiguezEsta nota pone en evidencia que se ha querido fusionar la identidad de Carlos Gardel, uruguayo indocumentado nacido en Tacuarembó, hijo de Carlos y María, ambos uruguayos, con la de un niño nacido en Toulouse, Francia, llamado Charles Gardes, hijo de Berta Gardes, francesa y padre desconocido.
-----------------------------------------------
http://casadegardelblogspot.com/
Enviado por Nelson Sica
La Casa del cantor en MontevideoLa casa que el cantor compró en Montevideo hoy es un importante centro de rehabilitación.Un ejemplo de servicio a la comunidad y el mejor homenaje que se le hubiera podido hacer a Carlos Gardel, que fue un ser noble, generoso y solidario. Un galardón para el “Mago”, superior al que puede representar un monumento.